Aplicaciones para escanear alimentos: cómo usarlas correctamente para mejorar tu dieta en 2020

Aplicaciones para escanear alimentos: cómo usarlas correctamente para mejorar tu dieta en 2020

Alimentos

Aplicaciones para escanear alimentos: cómo usarlas correctamente para mejorar tu dieta en 2020

Las aplicaciones móviles para escanear alimentos en el supermercado han irrumpido fuertemente en nuestra rutina diaria, y eso es innegable. De hecho, cada vez es más frecuente encontrarnos con consumidores que, móvil en mano, van escudriñando hasta el último rincón del supermercado en busca de etiquetas alimentarias.

Las principales culpables del auge del escaneado masivo de alimentos son Yuka, MyRealFood y ElCoCo, tres de las aplicaciones más descargadas a través de Google Play y Apple Store en los móviles de los españoles.

Estas herramientas han cambiado enormemente nuestra forma de hacer la compra, ya que gracias a las aplicaciones para escanear alimentos tenemos una enorme cantidad de información disponible en la palma de nuestra mano.

Sin embargo, precisamente de esta comodidad extrema surgen algunos inconvenientes que merecen ser destacados. Por ello, en el post de hoy te hablamos de las aplicaciones para escanear alimentos más descargadas, y te contamos cómo usarlas correctamente para mejorar tu dieta en 2020.

Yuka: la más descargada

Yuka

En anteriores artículos de Vitónica analizamos a fondo Yuka, la aplicación que mayor popularidad ha cosechado de las mencionadas anteriormente, y también aquella que más polémica genera entre los profesionales de la alimentación debido a su sistema particular de puntuación.

Yuka distribuye un 60% de la puntuación del alimento al sistema Nutriscore, un 30% a la presencia de aditivos y un 10% si el producto es ecológico o no lo es. Precisamente, los dos últimos puntos son aquellos más polémicos. La valoración negativa de los aditivos da a entender al consumidor que estos son peligrosos para la salud, cuando realmente son totalmente seguros en las dosis suministradas y cuentan con una regulación continua por parte de la EFSA, Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

Por otro lado, los alimentos ecológicos no han demostrado ser más saludables que sus homólogos convencionales. Actualmente, el certificado ecológico únicamente hace referencia a un sistema de producción concreto, sin que el alimento tenga que ser más saludable o sostenible por definición. Recordemos que muchos alimentos ecológicos hallados en el supermercado vienen de la otra parte del mundo.

MyRealFood: la app de moda

Myrealfood3

La app del nutricionista Carlos Ríos, ‘MyRealFood’, ha irrumpido con fuerza en el sector alimentario. Y no es para menos, ya que la extensa legión de fanáticos por el Realfooding ha acogido con buen agrado este nuevo proyecto de la franquicia que engloba a la ‘comida real’.

Esta app clasifica los alimentos según los términos comida real, buen procesado y ultraprocesado, y además comparte valoraciones polémicas con Yuka relativas a la presencia de aditivos. A pesar de que su método de valoración no penaliza o premia al alimento según la presencia de aditivos, sí que advierte en la ficha del producto en cuestión si este contiene aditivos que según MyRealFood son ‘controvertidos’.

Pero, ¿cuáles son los aditivos controvertidos? La propia aplicación indica que sus valoraciones se basan en los criterios de la EFSA y estudios independientes, pero estas investigaciones no se identifican abiertamente, lo cual complica bastante la evaluación de dicha evidencia.

Debemos recordar que todos los aditivos aprobados para su uso en la Unión Europea cumplen con estrictas medidas de seguridad alimentaria y están sujetos a revisiones constantes, para garantizar que los límites legales para su uso en alimentos se encuentran en un margen seguro.

El CoCo: la más transparente

Elcoco

Dentro del podio de aplicaciones para escanear alimentos, El CoCo se postula como aquella con una mayor transparencia en cuanto a la información que nos aporta su sistema de valoración y la evidencia científica que apoya su sistema de puntuación.

El CoCo basa su valoración de aditivos en los estudios llevados a cabo por la EFSA, Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Y, aunque no tiene intención de sembrar dudas sobre la seguridad de los mismos, sí que incluye diferentes valoraciones de los aditivos según su necesidad tecnológica real, es decir, distinguiendo aquellos que sirven para mantener la seguridad alimentaria del producto de aquellos que únicamente buscan ensalzar las propiedades organolépticas del producto —es decir, el sabor, color o aroma— como por ejemplo los colorantes.

Los criterios que esta app sigue para valorar alimentos se basan en al sistema NOVA que clasifica a los alimentos en base a su nivel o grado de procesamiento. Este, en definitiva, es el mismo sistema utilizado por MyRealFood, solo que en este caso no se modifica según criterios propios.

Cómo usarlas correctamente

Las apps para escanear alimentos pueden convertirse en un gran recurso para tomar mejores decisiones de compra, sin embargo no debemos depender de ellas en exclusiva.

Si confiamos en ellas ciegamente, estaremos sujetos a valoraciones únicas e inamovibles impuestas por la propia aplicación —recordemos que estas también pueden estar equivocadas— que no nos permitirán tomar decisiones de compra propias.

El uso de estas aplicaciones jamás debe sustituir la valoración profesional de un dietista o un dietista-nutricionista, ya que estos profesionales nos ayudan a mejorar nuestra alimentación de forma individualizada. Estas aplicaciones sirven para emitir consejos y recomendaciones de consumo destinados a la población general, pero no sirven para tratar casos concretos.

Estas apps son recursos útiles, pero no imprescindibles

La mejor opción siempre será investigar por nuestra cuenta e intentar adquirir conocimientos sobre nutrición en la medida de lo posible. No hace falta que lleguemos a ser expertos en la materia, pero sí que nos conviene estar mínimamente informados o aprender, por ejemplo, cómo leer un etiquetado nutricional correctamente y qué alimentos no nos interesa introducir en nuestra cesta de la compra.

Solo de esta forma seremos plenamente libres para tomar decisiones de compra saludables, responsables, y sin depender de ninguna herramienta externa.

Imágenes | iStock, Xataka y Xataka Android

Leave a Comment